La VERDAD detrás de los ASESINATOS seriales de POLICÍAS en CULIACÁN

Por medio de una denuncia anónima nos llegó esta información que muestra una clara línea en las investigaciones sobre los homicidios seriales en contra de los policías municipales de Culiacán:

El arresto de Onesimo Méndez Covarrubias, alias “El One” fue lo que ha desatado la venganza en contra de los agentes de la Policía Municipal de Culiacán pues de acuerdo con las últimas investigaciones de la Fiscalía Del Estado fueron el comandante Israel Ruiz Félix y otro compañero quienes firmaron el parte de la detención del 17 de enero de 2017.

La información extraoficial que algunos policías han aportado es que “El One” iba ser eliminado presuntamente por Israel Ruiz, pero el plan se frusto por la participación de la Policía Militar, quienes llegaron al momento pues el fugitivo se encontraba sólo con su hermano en un vehículo.

La detención fue en un taller de la colonia Libertad de Culiacán, Sinaloa, en donde tanbien estaba presente un hermano de Onesimo.

Ambos fueron remitidos por personal de la Policía Militar a los separos, y por confusiones a propósito el tiempo se alargó hasta que los detenidos no pudieron ser consignados por las armas que traian mediante la intervención de un abogado que apeló al tiempo prolongado.

Ya en libertad “El One”, y su gente apoyado por LOS CHAPITOS (para quienes trabajan él y su gente en la zona sur de CULIACÁN) y Aureliano Guzmán Loera, mejor conocido como El Guano, comenzaron a levantar a los policías municipales, empezaron por el mismo Israel Ruiz.

De acuerdo con los tesmonios que recibió la Fiscalía, el parte del arresto fue firmado por Israel y el agente José Antonio Saavedra.

ONESIMO fue detenido el 17 de enero y al día siguiente salió en libertad. El supervisor operativo fue levantado el 21 de enero.

A partir de ahí los ataques a los policías se sucedieron pretendiendo eliminar a cada una de las piezas, pues el 23 enero se llevaron a Saavedra y dos días más tarde a Yosimar García Cruz, quien se encontraba en su casa en la colonia Infonavit Humaya. Yosimar era uno de los amigos íntimos de Israel.

Estos tres policías como lo demuestra la información de las autoridades locales permanecen en calidad de desaparecidos.

Los demás ya sólo fueron asesinados pues la información del grupo compacto que dirigía el comandante Israel la dieron precisamente los policía levantados. Algunos si y otros no participaron en el apoyo a los militares tras la emboscada del 30 de septiembre de 2016.

A continuación la lista de los policías asesinados:

Jorge Eusebio Soto Sauceda, Chevo.

Jesús Alberto López Vargas, alias Splinter.

José Ontiveros Rivera, El Cubano.

Juan Carlos Zavala Valencia

Jaciel Amador Mendoza

Juan Zurita Hernandez

Además también fueron asesinados dos policías estatales preventivos, el comandante Jesús Ríos y otro agente asignado a Navolato, pero aquí estos casos no forman parte de los municipales.

Algunos policías muertos ya sabían que iban por ellos y hablaron en voz baja a mandos medios que no se atreven a decirlo a sus superiores porque han sido ellos quienes los han entregado.

Entre estos altos mandos es señalado Raúl Demetrio Herrera, a quien apodan “El Brujo” pues se le señala de servir a los intereses del cartel de Sinaloa.

Los casos de esta presunta entrega ya son investigados formalmente ya que todos los ataques contra los policías municipales se han presentado cuando salen del trabajar y van llegando o ya se encuentran en sus casas.

Nada mas el caso del comandante Splinter fue diferente ya que en el primer intento fallaron, y se mantuvo escondido hasta que regreso a la Corporación policíaca para pedir su cambio fue que saliendo de la Comandancia de Bachigualato que fue emboscada cobardemente, él mismo en una entrevista a una RADIO denunció que le quitaron los radios y las armas de cargo.

“SON LOS MISMOS JEFES LOS QUE NOS ESTÁN PONIENDO”, CONFESÓ UNO DE LOS POLICIAS.

Ya confirmado por el mismo secretario de seguridad pública municipal, Víctor Hugo Sánchez Mendieta, dos policías más pidieron su baja de manera voluntaria y otro más permanece bajo vigilancia de la Policía ministerial cuando fue atorado cerca de la dirección por el Zapata.

 

EL ÚLTIMO ATAQUE

 

El último ataque ocurrió contra dos policías este martes en el fraccionamiento Alturas del Sur, en Culiacán.

De acuerdo con el reporte de la Policía Municipal, ambos agentes son Jaciel Amador Mendoza y Juan Zurita Hernandez, quienes acababan de concluir el turno.

En el lugar también fue asesinado un civil, quien de acuerdo a reportes de las autoridades pudo haber participado en el asesinato de los policías.

Sánchez Mendieta dijo que todos los policías asesinados trabajaron con el comandante Ruiz Félix en algún momento de su trayectoria, del mismo modo el policía José Antonio Saavedra, que se encuentra desaparecido desde el 23 de enero.

Por los asesinatos de policías, existe la solicitud de dos elementos que solicitaron su baja de la corporación y otros dos más que pidieron permiso para retirarse de sus actividades de manera temporal, quienes también trabajaron con el comandante Ruiz Félix.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *